Mort Künstler (1931)

El Barrio Rojo y los escaparates cubanos. Yoani Sánchez

Merlyn acaba de cumplir los 17, lleva dos años vendiendo su cuerpo a clientes con pasaporte extranjero que hacen turismo por estos lares. Pasó cerca de seis meses de internamiento en un campamento de reeducación, después de que una madrugada la atraparan en el Parque Central negociando con un cliente. Le teme más a los uniformes azules que a los fantasmas. Evita a los policías cuando se apostan en las esquinas del centro histórico, porque su carné de identidad sigue diciendo que vive en Mayarí, un pueblito del oriente del país. De vez en cuando, debe pagarle con sus artes a algún guardia de pistola y esposas, para que no la lleven al calabozo. El "crimen" de esta jovencita de cuerpo frágil y ojos oblicuos es mayor ante nuestra rígida legalidad, pues ejerce la prostitución desde su condición de ilegal en La Habana. Según el Decreto 217 publicado por la Gaceta Oficial en abril de 1997, ella debería regresar de inmediato a su lugar de origen si no cuenta con una residencia en la capital. Para evitar que la introduzcan nuevamente en un tren y la repatríen forzosamente a su terruño, se ha buscado un chulo que la protege. Él localiza a los clientes y discute las tarifas, mientras ella aguarda en un pequeño cuarto del Barrio Chino. […] En lugar de erradicar la prostitución, sin embargo, lanzaron a la clandestinidad a miles de mujeres que ahora están bajo el control de algún proxeneta o chantajeadas por policías que les exigen pagar con sus servicios. Están a años luz de verse siquiera como esas mujeres que Mariela Castro acaba de encontrar y alabar en el Barrio Rojo holandés. Allá la conocida sexóloga las encontró mostrándose en los escaparates de vidrio y luces de colores, aquí su padre las empuja a la sórdida dependencia de un cuarto sin ventanas.


Leer completo en El País.

La prostitución, aquí, a plena luz. María R. Sahuquillo

España, donde la prostitución se mueve en el limbo de la alegalidad, es uno de los países europeos en los que la sociedad es más tolerante hacia este fenómeno. La oferta, además, ha ido aumentando en la última década debido fundamentalmente al crecimiento de la inmigración. En la actualidad, se calcula que hay alrededor de 300.000 meretrices ejerciendo, y sus clientes cada vez son más jóvenes, señal de que las nuevas generaciones observan el intercambio de sexo por dinero más lejos de los tabúes y más cerca de lo socialmente aceptado. Ejemplo para algunos de una forma de entender el ocio, la noche y la vida, y que para otros supone la manifestación de la doble moral católica y de la pervivencia de una sociedad patriarcal que aún contempla a la mujer como objeto; el resto de un tiempo donde la iniciación sexual de muchos hombres tenía lugar en burdeles.

Si se amplía la mirada -separando el foco del inevitable debate de si conviene regular o prohibir la prostitución, de si las mujeres que la ejercen lo hacen libremente o explotadas- y se pasea por la calle Montera de Madrid, a dos minutos de la Puerta del Sol, por el céntrico Raval de Barcelona o por cualquiera de los polígonos industriales donde las mujeres, llueva o truene, aguardan a los clientes, se percibe esa realidad (de aceptación o de ojos vendados, como se prefiera) en la que a muy pocos se les abre la boca de incredulidad ante el paisaje de minifaldas y escotes. La prostitución se observa bajo una lente de normalidad.

Los datos hablan por sí mismos. En España, el 39% de los hombres ha pagado por mantener relaciones sexuales a lo largo de su vida, según datos recogidos por la ONU en su informe Trata de personas hacia Europa con fines de explotación sexual. Nuestro país representa un "valor atípico" en Europa, analiza la ONU, frente a cifras mucho más bajas de otros lugares como Suecia (13%), Holanda (14%) o Suiza (19%). El dato, además, por muy alto que parezca, no es puntual. Según la última Encuesta Nacional sobre Salud Sexual elaborada por el Ministerio de Sanidad, un 32% de los hombres consultados declararon haber pagado alguna vez por sexo. El 4,6% lo había hecho en los últimos 12 meses.


Leer completo en APRAMP.

Ese pequeño punto azul palido - The pale blue dot. Carl Sagan



Fuente: Filósofo.

Jovellanos, la escasa relevancia de un centenario. Luis Ribot

Conviene recordar que la Ilustración fue una forma distinta de entender el mundo, que se extendió entre las clases cultas europeas a lo largo del siglo XVIII, especialmente en su segunda mitad. Uno de sus principales representantes, el filósofo Emmanuel Kant, la definió como la salida del hombre —de la humanidad— de la autoculpable minoría de edad, de su incapacidad para servirse de su entendimiento sin la guía de otro (llámese autoridad, señor, sacerdote, o como se quiera). La razón se convierte en el gran instrumento dedicado a la búsqueda de la felicidad, privada y pública, para lo que es necesario «remover obstáculos» como la incultura, el fanatismo, las flagrantes diferencias económicas y sociales, el reparto absurdo de la tierra en manos de unos pocos, las trabas que impedían la producción y el comercio, y un largo etcétera. El objetivo era el progreso, un concepto y una palabra que aparecen ahora.

[…]

En noviembre de 1797 fue nombrado ministro —secretario de estado— de Gracia y Justicia, un cargo en el que solo se mantendría nueve meses, pero en el que tuvo tres grandes objetivos: la reforma del tribunal de la Inquisición, ante la imposibilidad de abolirlo como le hubiera gustado; la reforma de los estudios universitarios, adaptándolos a los nuevos tiempos y a las ciencias experimentales; y la reorganización y ordenamiento de la legislación española, evitando la confusión de leyes, disposiciones y códigos existentes. Las razones de su caída hay que buscarlas en los muchos enemigos que tenía en la corte y en el clero.

[…]

¿Cómo se explica entonces el escaso eco de su centenario? […] Seguramente es un peaje más a pagar por quienes no se identifican con una de las dos Españas.


Leer completo en Revista de Prensa.

The Rich Are Getting Richer; So Are the Poor. Jarrett Skorup

“No matter your thoughts about the Occupy Wall Street movement, the protesters are right in at least one respect: The rich are getting richer, and the poor are getting poorer.”

Variations on this statement have been repeated in dozens of blogs, commentaries and even news reports over the past several weeks. The claim comes via a Congressional Budget Office analysis showing that incomes for the top 1 percent of Americans grew by 275 percent between 1979 and 2007, while the lowest 20 percent saw their inflation-adjusted incomes grow by “only” 18 percent.

The numbers from the report are correct, but the assertions based on it are true only because of careful wording. While the “top 1 percent” had the highest growth of income, if broadened to include the top 20 percent (the usual way of analyzing such figures), the growth rate was a far less stratospheric 65 percent. This contrasts with about 40 percent growth for the middle three-fifths of all wage earners, and 18 percent for the lowest one-fifth.


Read full in Mackinac Center.

El impune vandalismo ganadero. Osmar Laffita Rojas

LA HABANA, Cuba, noviembre (www.cubanet.org) – Al cierre del primer semestre de este año en el país se habían robado y sacrificado 22 mil 960 cabezas de ganado. De ese total, 4 mil 508 fueron vacas, lo cual da una idea de los miles de litros de leche que se han perdido.


El ilegal negocio de la venta de carne de res va en aumento. Las drásticas medidas aplicadas para acabar con los matarifes no han dado los resultados que se esperaban.


Ninguna provincia escapa a la acción de los delincuentes, que cuentan con un grupo de cómplices, que se benefician con la venta ilegal de carne, cada vez más demandada, en parte por los altos precios del producto en las Tiendas de Recuperación de Divisa (TRD).


La masa ganadera se estima en 4 millones de cabezas. De ese total, el 60% es propiedad de cooperativas y campesinos. Es risible que se hable de un control real, si desde el año 2000 no se efectúa un censo ganadero en Cuba.


El Centro de Control Pecuario (CENCOP) es la entidad responsable de asentar los movimientos de la masa ganadera: los nacimientos, la compra-venta, pérdidas, traslado, conteo físico.


El CENCOP reportó en el primer semestre de este año mil 752 nacimientos en el país, pero como evidencia de su desastroso trabajo, en un operativo policial se conoció que sólo en el municipio Guáimaro, en Camagüey, se habían producido mil 500 nacimientos.


Los directivos del CENCOP alegan que por no tener cubierta la plantilla de inspectores, ocurren estas graves negligencias. Ponen de ejemplo a Camagüey, la mayor provincia ganadera de Cuba, donde la plantilla de inspectores asciende a 40, para controlar a más de 11 mil propietarios.


Esta situación está dando lugar a turbios manejos y componendas, de los que salen beneficiadas muchas personas. El descontrol permite a los delincuentes actuar a sus anchas, sin que nadie pueda detener el lucrativo negocio.


Muchas empresas pecuarias reportan el traslado de un elevado número de vacas hacia lecherías ficticias, sin que nadie denuncie estas violaciones, propiciando la impunidad de los matarifes.


Las provincias no disponen de recursos para supervisar su masa ganadera. Por ejemplo, en Pinar del Río miles de reses están fuera de control. Algo similar ocurre en Sancti Spíritus, que reporta la misma situación.


El desconocimiento del número real de cabezas de ganado por parte de las empresas pecuarias, las cooperativas y los campesinos, alienta a los traficantes que lucran con el robo y sacrificio de ganado.


La provincia de Camagüey reportó el pasado semestre pérdidas por 46 mil dólares por el robo y sacrificio de ganado. No obstante, esa cifra insignificante si la comparamos con los 120 mil dólares perdidos por la muerte de reses, debido a la negligencia de las empresas pecuarias, que no previeron su alimentación durante la sequía que se extendió por 7 meses.

Firma por la Libertad y los Derechos Humanos en Cuba.

'Coal girls' hit paydirt at Queensland's booming mining towns. Kathleen Donaghey, Daryl Passmore and Jackie Sinnerton

THEY are the coal girls happy hookers striking it rich in booming mining towns across the state.

Fly-in, fly-out "working girls" travelling from as far away as New Zealand to the resource-rich regions of Queensland and Western Australia are making as much money in one or two days as mine labourers earn in a week.

But the booming unregulated sex industry is ringing alarm bells, with fears for the women's safety and concerns over rising rates of sexually transmitted diseases.

The rich pickings up to $2000 a day are attracting scores of women to communities bursting with cashed-up men deprived of female company for weeks.

The women stay for a few days, or weeks, in hotels, motels or caravan parks before flying home or moving on to the next mining town in a circuit.


Read full in couriermail.


Source: Mark Perry.

Si Superman esta rezando es porque la cosa no tiene arreglo

Convocatoria de Hablemos Press


Leonila Hernández (Nila), esposa del actor cubano residente en Estados Unidos Tony Cortes, quien permanece detenida desde el 12 de octubre en los calabozos de Villa Marista, Sede de la Seguridad del Estado cubana, cumplirá el sabado un mes de detenida, ese día hagamos una parada y publiquemos esta foto en todos los blog y sitios ademas de poner mensajes en las redes sociales EXIGIMOS SU LIBERTAD YA.


Leer más noticias en Hablemos Press.


Contra las cuerdas de nuestra propia deuda. Juan Ramón Rallo

824.494 millones de euros: ésa es la cifra de deuda pública italiana que posee el resto del mundo. No conozco ningún desglose de qué países poseen todo esa montaña de activos tóxicos, pero sí es sabido que la banca francesa –fondos de inversión y de pensiones al margen– está expuesta, al menos, a algo más de 100.000 millones. Por su parte, el conservador sistema financiero italiano ha adquirido alrededor de 855.000 millones de euros, cifra muy superior a los 383.000 millones con los que cuenta para absorber pérdidas. Pero lo peor llega cuando tenemos en cuenta que los vencimientos de esa deuda pública para el año que viene ascienden a 325.000 millones, a lo que habría que sumar otros 75.000 para financiar el déficit de 2012.

[...]

[V]eo cinco posibles salidas, a cada cual peor.

Primero, puesta en marcha inmediata del Fondo Europeo de Rescate con participación muy intensa del FMI (es decir, de EEUU y China). Segundo, aprobación de los eurobonos, lo que significa que las emisiones de los países insolventes quedan avaladas por las de los países que todavía guardan algo de crédito. Tercera, monetización masiva de deuda por parte del Banco Central Europeo, lo que equivaldría a diluir el valor de la divisa para aliviar transitoriamente a los deudores en dificultades. Cuarta, ruptura del euro en dos monedas: un euro fuerte –en el que estarían Alemania, Holanda, Finlandia, Austria, Luxemburgo y tal vez Francia– y un euro débil que incluyera a todos los periféricos –y tal vez Francia– que se devaluara entre un 30% o 40% con respecto al euro fuerte. Y quinta, suspensión de pagos desordenada de países y regreso a las divisas nacionales con sus correspondientes devaluaciones.

[...]


Pregunta sencilla: si los políticos europeos han sido lo suficientemente insensatos como para permitir que la solvencia de sus países se pudriera hasta este punto, ¿qué camino creen que tomarán a partir de ahora?


Leer completo en la Página Personal de Juan Ramón Rallo.

Por qué nos engañamos. Eduardo Robredo Zugasti



Si (como Dawkins argumenta) el engaño es fundamental en la comunicación animal, entonces debe existir una fuerte selección para detectar el engaño y esto, a su vez, debió seleccionar el autoegaño en algun grado, relegando algunos hechos y motivaciones al inconsciente para impedir que traicionaran -mediante los sutiles signos del autoconocimiento- el engaño que estaba teniendo lugar. En consecuencia, el punto de vista convencional de que la selección natural favorece sistemas nerviosos capaces de producir imágenes cada vez más adecuadas del mundo debe ser un punto de vista muy naïve de la evolución mental.

– Robert Trivers (en el prólogo a El gen egoísta de Richard Dawkins)


Robert Trivers (universidad de Rutgers), conocido por sus trabajos sobre la evolución del altruísmo, y William Von Hippel (universidad de Queensland), un psicólogo evolucionista, han publicado recientemente un penetrante y controvertido artículo sobre la evolución del autoengaño [PDF]. A diferencia de la visión tradicional en la psicología, que veía en el autoengaño una estrategia defensiva de las personas en el contexto de un mundo hostil, Trivers y Von Hippel han decidido explorar el aspecto interpersonal del autoengaño, sugiriendo que el autoengaño podría ser una estrategia ofensiva social que habría evolucionado con el objetivo de engañar a los demás. Desde la perspectiva de la evolución humana, el autoengaño podría verse como una especie de entrenamiento individual cognitivo que nos capacita para poder engañar mejor a los demás y obtener así mayor éxito social.


Seguir leyendo en Tercera Cultura.

I Was Wrong, and So Are You. Daniel Klein


BACK IN JUNE 2010, I published a Wall Street Journal op-ed arguing that the American left was unenlightened, by and large, as to economic matters. Responding to a set of survey questions that tested people’s real-world understanding of basic economic principles, self-identified progressives and liberals did much worse than conservatives and libertarians, I reported. To sharpen the ax, The Journal titled the piece “Are You Smarter Than a Fifth Grader?”—the implication being that people on the left were not.

The op-ed set off fireworks. On The Journal’s Web site, the piece peaked at No.2 in most-e-mailed for the month it was published. The Examiner, in Washington, D.C., ran two opinion pieces in response, one approving and one critical. (The latter noted, correctly, that conservatives were “happily disseminating the results across the right-wing blogosphere.”) The Washington Times reported, “Liberals Livid Over Economic Enlightenment Gauge.” My inbox exploded with messages haranguing me for cynically rigging my results or blessing me for providing proof of a long-suspected truth.

The Wall Street Journal piece was based on an article that Zeljka Buturovic and I had published in Econ Journal Watch, a journal that I edit. In short order, more than 10,000 people downloaded a PDF of the scholarly article. The attention, while slightly unnerving, was also pleasing, and I’ll confess that I found the study results congenial: I’m a libertarian, and I found it easy to believe that people on the left had an especially bad grasp of economics.

But one year later, in May 2011, Buturovic and I published a new scholarly article reporting on a new survey. It turned out that I needed to retract the conclusions I’d trumpeted in The Wall Street Journal. The new results invalidated our original result: under the right circumstances, conservatives and libertarians were as likely as anyone on the left to give wrong answers to economic questions. The proper inference from our work is not that one group is more enlightened, or less. It’s that “myside bias”—the tendency to judge a statement according to how conveniently it fits with one’s settled position—is pervasive among all of America’s political groups. The bias is seen in the data, and in my actions.


Read full in The Atlantic.

The Real "1 Percent". Michael D. Tanner

So just who are those top 1 percent of Americans that we're all supposed to hate?

If you listen to President Obama, the protesters at Occupy Wall Street, and much of the media, it's obvious. They're either "trust-fund babies" who inherited their money, or greedy bankers and hedge-fund managers. Certainly, they haven't worked especially hard for their money. While the recession has thrown millions of Americans out of work, they've been getting even richer. Worse, they don't even pay their fair share in taxes: Millionaires and billionaires are paying a lower tax rate than their secretaries.

In reality, each of these stereotypes is wrong.


Roughly 80 percent of millionaires in America are the first generation of their family to be rich. They didn't inherit their wealth; they earned it. How? According to a recent survey of the top 1 percent of American earners, slightly less than 14 percent were involved in banking or finance.

Roughly a third were entrepreneurs or managers of nonfinancial businesses. Nearly 16 percent were doctors or other medical professionals.

Lawyers made up slightly more than 8 percent, and engineers, scientists and computer professionals another 6.6 percent.

Sports and entertainment figures — the folks flying in on their private jets to express solidarity with Occupy Wall Street — composed almost 2 percent.

By and large, the wealthy have worked hard for their money. NYU sociologist Dalton Conley says that "higher-income folks work more hours than lower-wage earners do."

Because so much of their income is tied up in investments, the recession has hit the rich especially hard. Much attention has been paid recently to a Congressional Budget Office study that showed incomes for the top 1 percent rose far faster from 1980 until 2007 than for the rest of us. But the nonpartisan Tax Foundation has found that since 2007, there has been a 39 percent decline in the number of American millionaires.

Among the "super-rich," the decline has been even sharper: The number of Americans earning more than $10 million a year has fallen by 55 percent. In fact, while in 2008 the top 1 percent earned 20 percent of all income here, that figure has declined to just 16 percent. Inequality in America is declining.

As for not paying their fair share, the top 1 percent pay 36.7 percent of all federal income taxes. Because, as noted above, they earn just 16 percent of all income, that certainly seems like more than a fair share.


Read full in Cato Institute.

El linchamiento de Libia. Ian Buruma


El problema de la justicia dura, en forma de venganza, no es su inmoralidad. Muchos de nosotros podemos percibir el atractivo del principio del Viejo Testamento, «ojo por ojo, diente por diente». Queremos que quienes hacen sufrir a otros sufran también, preferiblemente en igual medida. La justicia casi siempre contiene un elemento de venganza.

El problema de la venganza, sin embargo, es que provoca venganzas mayores, pone en marcha un ciclo de violencia y contraviolencia: la cultura de la vendetta. Y la vendetta, por definición, no es inmoral, ni siquiera injusta, es ilegal. Prospera en sociedades que no se rigen por leyes que aplican a todos por igual, o incluso en aquellas sin leyes formales en absoluto. Los códigos de honor no son el imperio de la ley. Si bien el imperio de la ley no satisface necesariamente el sentido de justicia de todos, sí frena el ciclo de castigos violentos.

[…]

Pocas personas han entendido esto mejor que el activista democrático y pensador polaco Adam Michnik, uno de los héroes que en 1980 ayudó a terminar con la dictadura comunista en su país. Mientras que otros polacos exigían una vengativa y dura justicia contra los gobernantes comunistas y sus cómplices, Michnik abogó por la negociación, el compromiso y la reconciliación, incluso con los antiguos opresores.

Michnik admite que todas las revoluciones son incompletas, en el sentido de que no todos los culpables son castigados ni todos los virtuosos son recompensados. Pero, comenta, ese resultado implicaría más violencia: «La compensación por los daños sufridos trae siempre nuevos daños, a menudo más crueles que los iniciales».

Por esto el linchamiento de Gadafi es un peligroso augurio para Libia. Hubiese sido mucho mejor que lo entregasen con vida para ser juzgado en un tribunal. Un juicio penal en Libia tal vez hubiese sido difícil. Una dictadura de 42 años no provee precisamente tierra fértil al aprendizaje y la experiencia necesarios para crear una corte imparcial. Y es probablemente imposible para las víctimas de un dictador juzgarlo sin prejuicios. Por eso, precisamente, se estableció la Corte Penal Internacional en La Haya.


Leer completo en Revista de Prensa.

Baroque.me: J.S. Bach - Cello Suite No. 1 - Prelude. Alexander Chen



Fuente: Ignacio Moreu.

Una broma de pueblo. Arcadi Espada


Hay un malentendido crucial ante los referéndums: se cree que sirven al pueblo. Cuando solo sirven al que gobierna. Tomado en serio, el referéndum es una llamada a que los ciudadanos se conviertan por un día en toreros o astronautas. […] El referéndum pretende conseguir por la adhesión lo que el gobierno no supo o no pudo conseguir por la razón. Es significativo que, a diferencia de las elecciones libres, el referéndum conviva plácidamente con las dictaduras. Franco fue un experto feliz en consultar al pueblo. Como tantos otros de su estilo, solo concebía el gobierno por adhesión, en un sentido casi etimológico. Todos los nacionalismos sueñan con un referéndum llorón y victorioso. […] Nada divide a una comunidad como ese estúpido binario si/no con que el nacionalista cree colmadas sus fantasías. El referéndum supone, por lo demás, una desintegración de la complejidad estructural de la política. Es por completo pueril ese método que consiste en aislar una decisión de muchas otras decisiones y someterlas al cedazo totémico de la opinión popular. Mal que bien, y a través de los partidos políticos, el ciudadano vota una determinada cosmovisión, un punto de vista más o menos coherente sobre muchas cuestiones recíprocamente vinculadas.


Leer completo en Diarios de Arcadi Espada.

Por ahora no habrá guerra en Irán. Jordi Pérez Colomé


El nuevo informe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (de Naciones Unidas) no ha traído nada definitivo. Las filtraciones previas hicieron prever algo importante: la prueba de que Irán estaba al borde del arma nuclear. No es así.


El informe solo confirma que Irán tuvo un programa de armas nucleares antes de 2003. Pocos dudan de eso. La novedad es que esa información es “creíble”, contrastada, pero no es nueva. En 2007, un informe americano ya lo dijo. ¿Qué ha hecho Irán desde 2003 hasta hoy? No se sabe.

Así lo describe el nuevo informe: “Hay indicaciones de que algunas actividades relevantes para el desarrollo de un dispositivo explosivo nuclear continuaron después de 2003, y alguna puede aún seguir en marcha”, pero “la capacidad de la Agencia para elaborar una buena comprensión de las actividades de Irán después del final de 2003 es reducida, debido a la limitada información disponible”.

Las elucubraciones sobre la bomba nuclear iraní empezaron en los años 70, con el sha de Persia, aliado de Occidente, antes de la revolución islámica de Jomeini de 1979. O, incluso, como dice el experto Joseph Cirincione en esta entrevista con Al Jazeera, ya en la administración Eisenhower en los años 50.


Seguir leyendo en Obamaworld.