Víctima, 17 de febrero: Modesto Rico Pasarín

Libertad Digital.



El lunes 17 de febrero de 1997, ETA asesinaba en el barrio bilbaíno de Santutxu al policía nacional MODESTO RICO PASARÍN.
Modesto murió al estallar una bomba colocada en el interior de su coche, bajo el asiento del conductor. Su cuerpo salió despedido y fue a chocar contra un muro de un colegio situado a varios metros de distancia. La imagen del cuerpo del policía destrozado sobre la acera provocó escenas de pánico y conmoción.
La explosión se produjo minutos antes de las 9:00 horas, a pocos metros de ese centro escolar en el que estudiaban 1.800 alumnos, por lo que a esa hora el lugar era muy transitado por escolares. Minutos antes, dos autobuses de estudiantes habían partido de las inmediaciones del lugar del atentado para realizar una excursión. Otro vehículo con escolares debía estacionar en el mismo lugar procedente de un barrio cercano. Varios edificios, entre ellos el colegio, se vieron afectados por la onda expansiva, que provocó la rotura de numerosos cristales en las ventanas.
Este atentado tenía una singularidad: la bomba estaba colocada dentro del coche, lo que dificultaba su detección. Modesto Rico arrancó su vehículo en un patio situado junto al portal de su casa, en la plaza Santiago Lasalle, que es utilizado como aparcamiento. El turismo tan sólo se había desplazado unos 25 metros, hasta una bocacalle que da acceso a la travesía Menéndez y Pelayo cuando, al descender desde la acera a la calzada, la bomba estalló. El sistema de activación de la bomba, que contenía de tres a cinco kilos de explosivo, estaba formado por una ampolla de mercurio dotada de dos polos.
El atentado de Modesto ponía fin a un periodo de 25 meses sin víctimas mortales de ETA en Vizcaya, desde que los terroristas asesinaron en enero de 1995 al policía nacional Rafael Leiva Loroe hirieron gravemente a Domingo Durán Díez, que sobrevivió tetrapléjico hasta marzo de 2003. Pero Modesto era la cuarta víctima mortal de una espiral de violencia que había provocado tres asesinatos fuera de Vizcaya la semana anterior: el del magistrado Rafael Martínez Emperador en Madrid, el del peluquero de la base aérea de Armilla en Granada, Domingo Puente Martín, y el del empresario Patxi Arratíbel Fuentes, mediador en el pago del secuestro de Emiliano Revilla, en Tolosa. 
En el año 2000 fue condenado el etarra Pedro del Hoyo Hernández (natural de Badajoz y captado por ETA en 1995) a 30 años de prisión por realizar labores de recopilación de información y de vigilancia sobre la víctima, lo que permitió que otros miembros de la banda pudieran colocar la bomba en el coche de Modesto.
Modesto Rico Pasarín era natural de Baracaldo (Vizcaya) y llevaba varios años residiendo en Santutxu. Tenía 33 años y se había casado muy poco tiempo antes de su asesinato. No tenía hijos. Su mujer tuvo que ser trasladada al Hospital de Basurto cuando supo qué había pasado víctima de un ataque de nervios. Modesto ingresó en el Cuerpo Nacional de Policía en 1989 y fue destinado a la Jefatura Superior de Policía de Bilbao. En el momento de su asesinato desarrollaba su trabajo en la Audiencia Provincial de Vizcaya.

Documental Cuban Color Temperature



Carl Dobsky

American Gallery.


Fallen Hero
Antlers
title unknown
Annunciation
Sunday Morning
Dani
At The Dia De Los Muertos Parade
title unknown
The Lotos Eater
Connectivity
Portrait Of James Edmonds
Shawna
Woman In Dia De Los Muertos Costume
Portrait Of Justin "Corvo" Kaufman
Portrait Of Layil
Self Portrait
Market And Jones
The Sentinel
Lights

Especial Sismo (diciembre 2011)

Zuncho.

Reportajes:

- Lorca, terremoto improbable.

- Ciencia y conciencia sísmica en España.

- La configuración sísmica de los sistemas.

- Comportamiento de los cerramientos y particiones durante el terremoto de Lorca.


Déficit Cíclico vs Déficit Estructural

Xavier Sala i Martín.



En medio del debate sobre la deseabilidad de políticas de reducción del déficit, permitidme rescatar un artículo que escribí en 2000, cuando las cosas iban bien.
La principal lección de ese artículo es que hay que distinguir entre el déficit estructural y patológico (el déficit que quieren mantener algunos políticos para poder gastar sistemáticamente más de lo que se ingresa) del déficit cíclico, o el que resulta de la caída automática de la recaudación  o el aumento de los subsidios de en tiempos de crisis. La UE debería permitir los déficits cíclicos y prohibir los estructurales. La razón es que reducir el déficit cíclico en épocas de crisis implica subir impuestos y reducir gasto, cosa que agrava todavía más la crisis. Esto puede conllevar un espiral negativo que convierte una crisis vulgar en una gran depresión, sobre todo si el tipo de cambio es fijo, como es el caso de España hoy.
El déficit de España hoy, por ejemplo, es en parte inducido por la crisis (la recaudación fiscal cayó en casi el 40% en 2008-2009 en relación a 2007 y el gasto en subsidios de paro se ha disparado a casi 40.000 millones de euros) y en part por las absurdas políticas keynesianas de Zapatero (plane renove, plan E, cheque bebé, etc). El déficit primer tipo de déficit debería ser permitido por la UE. El segundo, no.
Dadas las medidas de austeridad impuestas por Alemania para el resto la UE, me pregunto si la UE ha calculado, por ejemplo, qué parte del déficit es cíclica y qué parte estructural. Estaría bien saberlo para poder decidir si el objetivo del 4.4% para 2012 es razonable o va a conllevar una espiral depresiva.

Policia política rodea domicilio de Marta Beatriz Roque

Lucas Garve.



LA HABANA, Cuba, 15 de febrero (Lucas Garve, www.cubanet.org ) -Oficiales del Departamento de Seguridad de Estado, apostados en la esquina de las calles Lacret y Cortina impiden el paso hacia el domicilio de Marta Beatriz Roque Cabello, animadora de la Red Cubana de Comunicadores Sociales.
Cuando este reportero llegó a la intersección de las mencionadas calles, en dirección a la vivienda de Roque Cabello, fue abordado por dos oficiales de Seguridad. Uno de ellos se identificó como “el capitan Rafael” y me comunicó que debía retirarme porque hoy no habría clases de la Red.
Todos los miércoles, los tres animadores de la Red: Marta Beatriz Roque Cabello, Arnaldo Ramos Lauzurique y Lucas Garve, realizan un taller de formación con los comunicadores, que hoy ha sido boicoteado por la Seguridad el Estado.
La Red está compuesta por un grupo de ciudadanos, reporteros aficionados, que reportan sobre acontecimientos de la vida diaria en la Isla, que no son divulgados por la prensa oficial.
El servicio de teléfono de la casa y el móvil de Marta Beatriz han sido cortados por las compañías de teléfonos (bajo control estatal), por lo que es imposible comunicarse con ella. No se sabe qué acontece en estos momentos dentro de la vivienda.
La redacción de Cubanet, en Miami, también intentó comunicarse en repetidas ocasiones con la casa y el móvil de Roque Cabello, para obtener más información, pero todos los intentos han resultado infructuosos.

Visual 9

Tumblr.










































Los sustos baratos y los apologetas

Andrés Trapiello.



EL martes 14 El País nos sorprendía a todos con una portada que dedicaba su foto principal a cierta “obra”: una escultura de un Franco de corte hiperrealista vestido de militar, metido de pie y con las rodillas flexionadas, lo que aún le hacía más ridículo, en una de esas neveras de Coca-Cola que se ponen en los pasillos y salas de espera. Ni siquiera el arte contemporáneo tendría un nombre apropiado para esa ocurrencia: ¿Escultura? ¿Instalación? ¿Museo de cera? ¿Arte conceptual? ¿Arte político? ¿Imaginería popular? ¿Publicidad encubierta de Coca-Cola? ¿Carambola a tres bandas de la Fundación Francisco Franco que ve cómo languicede su legado (y que  diecisiete horas después de publicado este asiento, así parece confirmarlo, demandando al autor de "la obra")? Fue Ramón Gaya quien definió mejor toda esta clase de quincallería: "sustos baratos". Sustos baratos que suelen salirnos, por lo general, carísimos, ya que casi siempre son los museos y las instituciones culturales públicas quienes acaban apechugando con ellos y empapuzándonoslos.

Lo que a este en concreto le hace diferente de otras mamarrachadas no es tanto que sea más o menos caro o de "gusto" discutible, sino que haya aparecido en la portada de El País, una entidad privada con reputación de seria y amarillista lo justo (y ya estamos temiéndonos lo peor, todos los otros medios de masas a los que El País ha señalado el camino, y que a lo largo de esta semana van a meternos a Franco hasta en la sopa). 

Ni siquiera hemos de pensar qué habría ocurrido si se hubiera tratado de una figura histórica no menos significativa para los españoles e incluso con el mismo cariz totalitario, pero de signo político contrario, pongamos por caso Enrique Líster o Dolores Ibarruri. ¿Le habrían dado la portada? Claro que para ello tendríamos que encontrar antes a un "artista" que quisiera verdaderamente escandalizar o vacilar al burgués con algo políticamente incorrecto (hablar mal de Franco es, contra lo que parece creer ese artista, políticamente correcto; hacerlo de Pasionaria, hoy, no lo sería en absoluto, al margen de la consideración o los matices que pusiéramos en cada caso, de la misma manera que malicio que una posible momia de Aznar sería objeto de consideraciones lúdicas en tanto que otra parecida de González o Pujol probablemente se reputaría una provocación de mal gusto), puesto que eso es de lo que al parecer se trata, lo que se persigue, el escándalo: el ser o no ser en una sociedad del espectáculo como la nuestra.Y si en este caso la representación de la obra es la obra misma (¿sería diferente la "obra de arte" si la momia fuese del Che Guevara, La Pasionaria o, más audaz aún, la de Santiago Carrillo, que sigue vivo? Desde luego que no, sólo el escándalo sería distinto, y también los periódicos que la hubiesen sacado en sus portadas), no podremos dejar de hacer algunas consideraciones.

La primera de todas es que el autor, Eugenio Merino, nació el mismo año en el que Franco murió (en la cama), pero que por simple estadística, de haberlo hecho pongamos treinta años antes, cabe suponer que habría sido uno más de los millones de españoles que no movieron un dedo para que la dictadura de Franco se acortase un solo día. Claro que quizá encontremos en este hecho sociológico la razón económica por la cual hayan querido darle la portada de El País,brindis de sus responsables a todos aquellos que habiendo tenido edad para haber luchado contra Franco no tuvieron el valor de hacerlo (estadísticamente una gran parte de sus lectores), convenciéndoles de este modo de que sí fueron antifranquistas, como  convenció De Gaulle en 1945 a todos los franceses de haber trabajado para la Resistencia. Y esto, en el caso que nos concierne, pasa por resignificar al dictador Franco, convertido en un icono risible, muñeco del pim pam pum para exorcizar los fantasmas que se le han atragantado a esta sociedad. Para eso, no obstante, es mejor que le demos la palabra al propio Merino, que habla del asunto como lo haría un publicista hortera: "Franco sigue siendo noticia, no ha desaparecido. Está más de moda que nunca con la Ley de la Memoria Histórica y el Diccionario Biográfico Español. Al principio barajé incluir [en la máquina de bebidas de Coca-Cola donde ha metido a Franco] a Mao Zedong, pero no funcionaba tan bien. Franco en una nevera es la imagen de su permanencia en nuestra cabeza", ha dicho, y podría haber añadido, "y en mi cartera". La "obra" que trajo el año pasado a Arco la vendió por 45.000 euros. Cierto que el periodismo está para dar noticia de los hechos, incluso cuando no pasan de ser sustos baratos, pero no si con ello se convierten además de mensajeros en apologetas, como es el caso. 

Algunos artistas contemporáneos pueden no ser Heidegger (los hay que lo intentan), pero tienen el instinto de los pícaros para sus trapicheos. Parece el caso de este Merino. Ha metido a Franco en una nevera de Coca-Cola (sutil: imaginamos lo que le ha costado llegar a esa idea), tiene el cinismo de decir que ha dejado fuera a Mao (seguramente está pensando en exponer en alguna galería emergente china) y se ha buscado para su obra un asunto blindado (a quien se la critique, siempre podremos llamarle fascista y desde un punto de vista artístico, reaccionario y casposo).

El País, 14 de febrero de 2012

Víctimas: 16 de febrero: Benjamín Fernández Fernández y José Fragoso Martín

Libertad Digital.



El martes 16 de febrero de 1982 dos atentados, cometidos con apenas tres horas de diferencia, acababan con la vida del guardia civil retirado BENJAMÍN FERNÁNDEZ FERNÁNDEZ en San Sebastián y del guardia civil en activo JOSÉ FRAGOSO MARTÍN en Oyarzun (Guipúzcoa).
Benjamín Fernández solía pasear todos los días con un par de amigos por la Parte Vieja de San Sebastián. Aquel martes, hacia las 14:30 horas, miembros del grupo Donosti de ETA dispararon por la espalda a quemarropa contra el ex guardia civil. Sucedió frente a las escalinatas de la iglesia de Santa María, en pleno centro de San Sebastián. Eduardo Pablos Vilanova, uno de los amigos que lo acompañaba, resultó herido en un tobillo.
Por este asesinato fueron condenados Jesús María Zabarte Arregui (en 1985) y Juan José Iradi Lizarazu (en 1988). Zabarte, el carnicero de Mondragón, es uno de los terroristas más sanguinarios de ETA. Nacido en 1945, entró en la banda asesina en 1967 con 21 años, captado por Domingo Iturbe Abasolo, Txomin. Fue encarcelado y salió libre con la amnistía de 1977. Pero nunca se redimió: su sangrienta trayectoria se resume en su participación en 20 atentados y 17 asesinatos, entre ellos el de Benjamín Fernández.
Su detención se produjo en la madrugada del 15 de junio de 1984. Zabarte estaba escondido en un piso de la familia Miner en el casco viejo de Hernani. El asesino dormía con dos fusiles AK-47 y 2.500 cartuchos junto a dos miembros del grupo Donosti que él lideraba: Juan Luis Lecuona Elorriaga y Agustín Arregui Perurena. La Guardia Civil entró por sorpresa en el piso y detuvo a Zabarte, pero los otros dos etarras se hicieron fuertes con la munición acumulada. Fueron conminados por Zabarte a rendirse, pero se negaron. El caso se hizo célebre porque los guardias civiles salvaron en el tiroteo, que acabó con la vida de Lecuona y Arregui, al niño Imanol Miner, de ocho años, que posteriormente ingresó en ETA, donde hizo "carrera" atesorando también un sangriento historial.
Zabarte, el carnicero de Mondragón, acumula condenas por 615 años y en 2008, con 63 años, seguía en la cárcel de Huelva. Es uno de los presos más antiguos de ETA: en ese momento llevaba 24 años seguidos en la cárcel. Su salida de prisión está prevista para 2015.
Benjamín Fernández Fernández de 61 años, era de Puebla de Burón (Lugo). Estaba casado y teníauna hija. Benjamín, agente retirado de la Guardia Civil, trabajaba desde doce años antes de ser asesinado como conserje en la Delegación del Ministerio de Educación de San Sebastián.

Apenas tres horas después del asesinato de Bejamín Fernández, el cuerpo del guardia civil José Fragoso Martín fue encontrado en su coche con un disparo en la cabeza. El atentado se produjo sobre las 19:00 horas cuando José paró su automóvil, un Seat 127, cerca de su domicilio situado en un bloque aislado del barrio de Larzábal en Oyarzun. En ese momento, varios terroristas se aproximaron y le dispararon a través de la ventanilla del vehículo, alcanzándole en la nuca y causándole la muerte en el acto. En las inmediaciones fueron encontrados tres casquillos de bala. El atentado lo cometió, al parecer, el mismo grupo Donosti que había asesinado a Benjamín Fernández tres horas antes. Sin embargo, Jesús María Zabarte Arregui no ha reconocido este asesinato.
José Fragoso Martín había nacido en la localidad de Larache (Marruecos). Ingresó en la Guardia Civil en 1975 y, en el momento de su asesinato, estaba destinado en el Servicio Fiscal del Puerto de Pasajes. Tenía 35 años, estaba casado y dejaba huérfanos a cuatro niños.
El Gobierno autónomo vasco condenó los dos atentados y denunció "la descarada provocación que buscan los autores de estos crímenes". En una nota hecha pública a última hora de la tarde del miércoles 16 de febrero, el Gobierno vasco indicaba que ha conocido "con indignación y amargura" los dos atentados, "que han costado de nuevos dos vidas humanas, causando dolor irreparable en los allegados de las víctimas". En un comunicado difundido a media tarde, el Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE) calificó a los autores de los atentados de "vulgares asesinos que, alegando ser defensores del pueblo vasco únicamente buscan la desestabilización de la democracia". Por su parte, UCD manifestó que los atentados cometidos en San Sebastián y Oyarzun son un nuevo elemento de la "marea de sangre que tanto repugna a la mayoría de los vascos", y señaló que la violencia se dirige, en primer lugar, contra el País Vasco y sus ciudadanos. Por último, el Partido Comunista de Euskadi señaló en otro comunicado de condena que "las fuerzas políticas vascas, el Gobierno vasco y su Parlamento, deben contestar como se merece a quienes persisten en actividades provocativas y terroristas".

Reforma Laboral: ¿Y ahora qué?

Xavier Sala i Martín.

La catastrófica situación del mercado laboral (tasa de paro de más del 20% por tercera vez desde que llegó la democracia, la tasa de temporalidad más alta de Europa y 50% de los jóvenes sin empleo), han obligado al nuevo gobierno de España, presido por Angela Merkel, a aprobar una profunda reforma. La pregunta que todos nos hacemos es: ¿funcionará?
La respuesta es complicada debido a la enorme cantidad de medidas adoptadas, pero intentaré dar unas pinceladas con el poco espacio del que dispongo. Para evaluar si una ley va a funcionar, tenemos que pensar si corrige correctamente los problemas que pretende solucionar. En este sentido, el marco laboral español tiene cuatro grandes grupos de deficiencias. La primera es la de la dualidad extrema: en España hay dos tipos de ciudadanos, los “insiders” (los que están dentro) y los “outsiders” (los que están fuera). Los “insiders” tienen trabajo fijo protegido por unos de los costes de despido más altos de la UE y con un sueldo más o menos aceptable. Los “outsiders” se debaten constantemente entre el desempleo y el empleo temporal con salarios ínfimos y sin coste de despido. Al ser muy caro despedir a los “insiders”, las empresas no ofrecen muchos contratos permanentes, y eso hace que a los “outsiders” les sea casi imposible encontrar empleo fijo. De alguna manera, la excesiva protección de los “insiders” agrava la precariedad de los “outsiders”.
Para paliar esta anomalía, la reforma abarata los costes de despido (se pasa de 45 días por año trabajado a 33 y de un máximo de 42 meses a 24). Eso reduce las diferencias entre “insiders” y “outsiders”, cosa que parece razonable... pero no las elimina. También se dan bonificaciones fiscales a empresas que contraten a “outsiders” jóvenes y parados de larga duración. Esto es una mala idea: subsidiar a las empresas que contraten a jóvenes no va a crear empleo sino que simplemente va a substituir el empleo de adultos por el de jóvenes. El empleo no se crea con subsidios sino con productividad.
La solución real al problema de la dualidad no son más tipos de contratos sino menos. De hecho, hace falta un solo contrato, fijo, con una protección intermedia para todos los trabajadores. Mientras se mantengan los dos tipos de contratos (fijos y no fijos), habrá dos tipos de trabajadores (“insiders” y “outsiders”). Así de simple. La conclusión es que la reforma del PP no solucionará el problema de la dualidad.
La segunda gran deficiencia del mercado laboral español es la falta de flexibilidad para ajustarse al ciclo económico. Si una empresa con beneficios ve que bajan las ventas, aumentan los impagos de clientes o aparece cualquier otro factor que pone en peligro su rentabilidad futura, sería bueno que el empresario se reuniera con los sindicatos y acordara una reducción temporal de salarios o de jornada laboral para que nadie pierda su empleo. El problema es que el sistema de negociación colectiva actual lo hace imposible, por lo que se ve obligado a reducir plantilla a través de complicados EREs que le acabará costando hasta 4 años de salario por cada trabajador despedido. A menudo, eso acaba implicando la quiebra y la pérdida de todos los puestos de trabajo. Millones de españoles están en el paro hoy por esta razón.
La reforma del PP permite que trabajadores y empresas pacten modificar la jornada laboral, el salario, los incentivos o el horario, con el objetivo de hacer que el despido o el cierre sea el último recurso. Desde mi punto de vista, esta flexibilización de la actividad empresarial es el aspecto más positivo de la actual reforma.
La tercera gran deficiencia es el del fraude: parados que realizan trabajos a destajo (y todos conocemos a alguno) o trabajadores que disfrazan su ausencia laboral con enfermedades simuladas. Para evitar estos abusos se impulsará que los que cobren del paro, presten servicios de interés general en beneficio de la comunidad (como limpiar bosques) y se incorporarán nuevas medidas (en una ley de mutuas que pronto se presentará) para evaluar mejor la incapacidad temporal.
En un país donde la picaresca todavía es vista como algo gracioso y divertido, la lucha contra el fraude a todos los niveles es fundamental. Ahora bien, lo de obligar a los parados a realizar trabajos de interés general me parece absurdo: si el gobierno piensa que limpiar bosques es de interés general, que contrate a trabajadores normales con salarios normales para que lo hagan. Y si esos trabajos no son útiles, no hace falta que los haga nadie. Tampoco los parados. En lugar de limpiar bosques, sería preferible ligar el subsidio de paro a la asistencia diaria a algún tipo de formación.
La cuarta gran deficiencia del mercado laboral es que a los parados les cuesta encontrar trabajo. Dado que sólo el 3% de parados encuentra trabajo a través del INEM, la reforma permite que las ETTs compitan con el INEM para buscar empleos. Aunque la competencia entre INEM y ETTs será buena, no será suficiente. Lo que impide que los parados encuentren trabajo no es la flagrante incompetencia del INEM sino la falta de crecimiento económico.
Y ésta es, desde mi punto de vista, la lección principal de esta reforma: es necesaria porque el status quo era intolerable y evitará que, en el futuro, la tasa de paro española se coloque por encima del 20% cada vez que hay una crisis. Pero ni evitará la lacra de la dualidad y la temporalidad patológica ni servirá, por sí sola, para crear empleo. Para ello es imperativo generar crecimiento económico. Por eso, mi pregunta para la presidenta del gobierno es: ya tenemos la deseada reforma laboral. ¿Y ahora qué?