Víctima, 31 de marzo: Antonio Gómez García

Libertad digital.



A media mañana del 31 de marzo de 1982 fallece en el Hospital de la Cruz Roja de San Sebastián el policía nacional ANTONIO GÓMEZ GARCÍA, consecuencia del atentado que, cinco días antes, acabó con la vida del delegado de Telefónica en San Sebastián, Enrique Cuesta Jiménez, del que Antonio era escolta.
Rememorando el asesinato de su padre, Irene Cuesta cuenta en Olvidados, de Iñaki Arteta y Alfonso Galletero, que "Antonio Gómez murió con él [su padre] intentando salvarle, pero no pudo hacer nada".
Antonio fue alcanzado por dos disparos, uno en el hombro y otro en la cabeza, con orificio de entrada y salida, que le produjo estallido craneal con pérdida de masa encefálica. Operado durante dos horas en la misma tarde del viernes 26 de marzo, la víctima había permanecido desde entonces en estado de coma profundo.
Antonio Gómez García, de 24 años, estaba casado y tenía un hijo de pocos meses. Era natural de Bornos (Cádiz) y trabajaba habitualmente en el servicio de escoltas. En ocasiones había acompañado a políticos vascos. Así, fue escolta del secretario general del PSE, Txiki Benegas. Desempeñando esta labor vivió el asalto de Tejero al Congreso el 23 de febrero de 1981.



Notas para una historia del hormigón estructural

Incluyo esta obra entre mis documentos sobre Estructuras.


Preámbulo:

Es opinión de los profesores de esta Unidad Docente que el conocimiento de la historia de las cosas no es sólo parte de la cultura general que debe poseer todo profesional, sino herramienta pedagógica de gran utilidad. Así pensaba también Carlos Fernández Casado (“Historia del puente en España. Puentes romanos”, Instituto Eduardo Torroja. Madrid, 1980):
El abordar históricamente la ingeniería es un método cada vez más frecuente en nuestra época, en paralelismo con otras ramas de la actividad humana como son: la ciencia, la medicina, la biología, etc. En todos los casos la visión histórica nos da una perspectiva de conjunto, completa y ordenada, en el espacio y en el tiempo, que nos permite enfocar el tema de que se trate con la serenidad que proporciona la sensación de dominio del mismo. Lo contemplamos como desde una atalaya, independientes del dinamismo dentro del cual se desarrolla; pero esta visión intelectual, fílmica, puede contemplarse desde el punto de vista pragmático con una incorporación aunque sea puramente imaginativa a este devenir, sintiéndonos incorporados personalmente al fluir de las cosas, pero como aconsejaba Platón en su Crátilio sin que nos dejen atrás ni nos adelantemos en su camino.
Hay que pensar que los alumnos que llegan a 4º curso de la ETS de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la UPM han recibido ya una formación en Mecánica, Resistencia de Materiales, Elasticidad, Química y Sistemas de Representación, todas ellas materias consideradas “fundamentales” -y lo son- para la correcta educación de los futuros ingenieros. La asignatura de Hormigón Estructural es la primera tecnológica con que se encuentran y es la primera vez, probablemente, en que van a ver cómo su formación teórica previa se ha de adaptar a una realidad en la que las soluciones conceptuales no siempre son únicas, las condiciones de contorno pasan también por la necesidad de construir y no sólo de calcular y, además, se mueven en un entorno multidisciplinar en el que intervienen los Materiales, la Estática y la Construcción, tanto para el proyecto y la ejecución de obra nueva como para el mantenimiento de la ya existente, es decir del patrimonio.

Por todo ello se han redactado estas notas pensadas para el alumno que, carente aún de experiencias propias, puede aprender de las experiencias ajenas y vivir el paso de una formación basada en la Resistencia de Materiales -como los ingenieros del s. XIX, habituados a las estructuras metálicas, fieles a las hipótesis elásticas- al empleo de un material cuyo comportamiento se aleja del ideal elástico y lineal, como es el caso del hormigón estructural. Se ha querido retrotraer la presentación de la cuestión a aspectos más vinculados a la Historia General de la Construcción, sin ceñirse exclusivamente al consabido origen romano de las cosas, porque se considera importante no perder de vista la perspectiva general, y que los árboles de los números, fenómenos físicos y artículos reglamentarios que vienen después en el programa no impidan disfrutar del espléndido bosque que representa el hecho constructivo.

 Abril de 2005.

Descargar obra completa en PDF.